Ozonoterapia 

La Ozonoterapia consiste en la administración de OZONO (O3) a diferentes concentraciones, según la patología a tratar, con el fin de sanar o mejorar el o los tejidos afectados.

 

El Ozono (O3)  es un gas con acción regeneradora, antiinflamatoria, antimicrobiana, y analgésica.

 

Interviene en el metabolismo proteico como inmunomodulador y restaurador, contribuyendo a la producción de Citoquinas que disminuyen la inflamación aguda o cronica y el dolor.

 

 

Una de sus propiedades más importantes es que una vez administrado, se convierte en Oxígeno, proceso que dura alrededor de 40 minutos, aunque sus efectos beneficiosos perduran más allá de este tiempo.

 

A la temperatura del cuerpo humano no deja residuos químicos, por lo cual es inocuo, y presenta ausencia de efectos adversos y contraindicaciones.

 

Se han comprobado los efectos beneficiosos del ozono actuando sobre los eritrocitos:

 

 

  • Incremento de su elasticidad, que permitirá una mayor penetración a través de los capilares sanguíneos (micro circulación), eso permite mejorar el intercambio de sustancias entre la sangre circulante y los tejidos corporales.
  • Aumento en la producción de 2, 3-difosfoglicerato (2,3 DFG), lo que permitirá mantener y mejorar la cesión de oxígeno a los tejidos afectados.
  • Un aumento en la formación de peroxidasa, con un papel destacado en el metabolismo celular a través de los sistemas redox, lo que permite  la activación de los mecanismos antioxidantes endógenos como el superóxido-dismutasa y el glutatión. 

 

Un gran número de enfermedades están asociadas con el concepto de "estrés oxidativo", incluyendo numerosos procesos fisiológicos y fisiopatológicos tan diversos como son: la inflamación, el envejecimiento, las infecciones, el desarrollo de enfermedades crónico degenerativas.  la carcinogénesis, la acción de drogas, la toxicidad.

 

El ozono actúa como un excelente agente antimicrobiano, es capaz de inhibir y destruir microorganismos patógenos como bacterias anaerobias, virus, algas, hongos y protozoos.

 

Se ha comprobado que su acción virucida se establece a nivel del ciclo-reproductivo del virus, motivo por el que en la actualidad está siendo investigada su utilización como tratamiento alternativo del SIDA y otros virus como el de la hepatitis C.

 

Es una alternativa audaz contra la resistencia microbiana.

 

Estos hechos explicarían los éxitos obtenidos mediante la Ozonoterapia en tejidos tan diferentes como huesos y articulaciones (hernia, artrosis), arterias-venas (úlceras), piel (herpes, infecciones).

 

 

Distinguimos tres grandes áreas de aplicación del ozono médico:

 

Área del bienestar

La ozonoterapia está indicada para aquellos que desean mejorar la respuesta de su organismo a los procesos de envejecimiento.

Es un tratamiento antiaging de prevención, basado en su poder para estimular los sistemas antioxidantes de nuestro cuerpo, con los beneficios derivados de este proceso a corto y medio plazo: aumenta las defensas del organismo, da sensación de bienestar, mejora la calidad del sueño y mejora la prestación física en general.

 

Área del dolor

Con la ozonoterapia se consigue un potente efecto antiinflamatorio sin los efectos secundarios de las medicaciones antiinflamatorias no esteroideas y de los corticoides.

Se estimula la microcirculación en las estructuras músculo-tendinosas y tiene un efecto analgésico inmediato que se mantiene a lo largo del tiempo.

 Es por ello que está indicado para tratamientos o traumas como: fibromialgia, cefaleas, hombro doloroso, dolor de espalda, inflamación de codo, distensiones y desgarros musculares, tendinitis.

Los tratamientos son series de infiltraciones locales a nivel subcutáneo, intraarticular, periarticular, intramuscular o intradiscal, sin hospitalización y sin efectos secundarios.

 

Área de patologías médicas

Se pueden tratar con ozonoterapia: Arteriopatías periféricas, trombosis. Arteriopatías cerebrales. Fatiga crónica. Linfedema. Degeneración macular asociada a la edad. Secuelas de la diabetes (pie diabético). Bronquitis crónica y enfisema. Asma bronquial. Psoriasis. Dermatitis atópica. Heridas quirúrgicas y llagas infectadas. Acné. Infecciones crónicas y de repetición. Coadyuvante en la terapia oncologica.

La ozonoterapia no necesita cirugía, ni anestesia, ni hospitalización. No presenta efectos secundarios, siendo compatible con cualquier otro tratamiento que se esté realizando.

 

 

¡Éste soy yo!

Nací en Cuernavaca Morelos México, ciudad a la que amo y donde me forme en el campo profesional y ejerzo.

 

Soy  Médico Cirujano por la Universidad Autónoma del Estado de Morelos, Experto Universitario en Nutrición Clínica por la Universidad Europea del Atlantico, he cursado mis estudios de posgrado en Homotoxicología por la Universidad Autónoma del Estado de Morelos y la Sociedad Medica Mexicana de Homotoxicología, y estoy certificado por la International Academy of Homotoxicology y Diplomado y Certificado en Ozonoterapia Clínica. Soy Catedratico, Conferencista y Comentarista especializado.

 

 

Yo en las redes sociales

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
© Jorge Alberto Diaz Astudillo - Medicina Biorreguladora de Sistemas

Llamar

E-mail

Cómo llegar