Dieta Toxica, Hígado Toxico y Graso.

Hoy, más que nunca, los jóvenes están sufriendo de una enfermedad crónica – la causa tiene que ver con comer una dieta tóxica – que solía ocurrir principalmente entre los adultos mayores con diabetes.

Las cifras recopiladas recientemente en la encuesta del Sistema Nacional de Salud y Nutrición revela que aproximadamente el 10% de los adolescentes estadounidenses sufren de hígado graso no alcohólico (NAFLD por sus siglas en ingles), una enfermedad potencialmente mortal caracterizada por inflamación crónica del hígado.

Para su estudio, la experta, Dra. Miriam Vos de la Escuela de Medicina de la Universidad de Emory y sus colegas revisaron los datos de más de 10,000 jóvenes entre las edades de 12 y 18 años que recorrieron de 1998 a 2008. Lo que encontraron es que que las tasas de hígado graso en este grupo de edad casi se ha triplicado durante el período de 10 años, superando incluso el aumento simultáneo de las tasas de obesidad.

El aumento del consumo de alimentos procesados, adicionados con conservadores, el uso del jarabe de maíz para endulzar los alimentos, los metales pesados, el exceso del consumo de las grasas saturadas, el uso y abuso indiscriminado de antibióticos y antiinflamatorios, hormonas, químicos y el abuso del alcohol, aunado con el sedentarismo hacen que la toxicidad hepática se incremente y se exprese en distintas condiciones, como el Hígado Graso.

El hígado es el órgano sólido más grande del cuerpo humano. Recibe aproximadamente 1,5 litros de sangre por minuto e interviene en tres importantes funciones vitales indispensables para nuestro organismo: la depuración, la síntesis y el almacenamiento.

Tiene una función de depuración: El hígado recupera y transforma numerosos tóxicos para hacerlos inofensivos antes de eliminarlos. Destruye los glóbulos rojos y los glóbulos blancos envejecidos, así como ciertas bacterias presentes en la sangre. Destruye los tóxicos procedentes de los desechos producidos de forma natural por nuestro organismo, como el amoníaco, pero también los que ingerimos, como el alcohol. Neutraliza los medicamentos que absorbemos una vez que han producido sus efectos, evitando de este modo una acumulación peligrosa. 

Tiene una función de síntesis: El hígado interviene en el metabolismo de los glúcidos, los lípidos (colesterol, triglicéridos) y de las proteínas (albúmina). Juega un papel esencial en la producción de los factores de la coagulación que permiten evitar las hemorragias. Interviene en la producción y la secreción de la bilis (600 a 1200 ml al día) que se almacena y concentra en la vesícula biliar.

Tiene una función de almacenamiento: El hígado almacena las vitaminas liposolubles (A, D, K E) y el glucógeno. De este modo, almacena la energía bajo forma de azúcar y la pone a disposición del organismo en caso de necesidad.

La Enfermedad de Hígado Graso No Alcohólico (EHGNA) es una disfunción hepática originada por acumulación de grasa en el hígado. Esta situación generalmente evoluciona como una esteatosis simple, pero si a la grasa se le une inflamación y fibrosis se origina esteatohepatitis (EHNA) con el riesgo de que pueda degenerar en cirrosis  y hepatocarcinoma. A menudo es “silenciosa”, es decir, no presenta síntomas, sin embargo, puede progresar en ausencia de manifestaciones clínicas evidentes.

 

¿Cuáles son los factores de riesgo?
La presencia de diabetes mellitus tipo 2, la obesidad, sobre todo a nivel del tronco, el aumento de triglicéridos y una historia familiar de esteatosis o esteatohepatitis son algunos de los factores más comúnmente asociados a esta enfermedad.

 

Cuando el hígado no trabaja apropiadamente, un buen número de señales pueden indicar que hay un problema. Los pacientes pueden presentar estos síntomas:

 

  • Fatiga Crónica
  • Depresión
  • Trastornos Hormonales
  • Disminución en el rendimiento físico y mental
  • Dolores de Cabeza
  • Dislipidemias
  • Trastornos Inmunológicos

 

  • Trastornos Digestivos
  • Sensibilidad a Químicos
  • Trastornos Dermatológicos

Lo que resulta interesante es que los síntomas de una desintoxicación hepática imposibilitada comúnmente son los mismos que los que se le atribuyen a los pacientes que sufren la exposición a químicos tóxicos.

La Homotoxicología (Medicina Biológica) Permite eliminar toxinas del organismo, modular la inflamación, incrementar la función de depuración hepática y de otros órganos depuradores, eliminar bloqueos enzimáticos, incrementar el soporte orgánico y junto con una buena alimentación disminuir el acumulo de grasa en el hígado, todo esto comprobado por estudios de gabinete y en la sintomatología del paciente.

 

Por qué deberías tomar una terapia de desintoxicación?

La mayoría de las personas en la época actual no cuenta con los pilares de la salud:

  • Estilo de vida saludable: evitando alcohol, tabaco, drogas, exceso de medicamentos alópatas etc.

 

  • Sueño reparador: suficientes horas en un ambiente libre de contaminación

 

  • Alimentación saludable: comida libre de pesticidas, hormonas y demás agentes químicos y manipulaciones genéticas, además el tipo de comida que cada quien debe comer según características particulares (tipo de sangre, tipo de cuerpo, patrones hereditarios, etc.) y que es cocinada/calentada de manera adecuada.

 

  • Adecuado manejo de las emociones y el estrés

 

  • Ambientes con aire puro rico en oxígeno
  • Suficiente ejercicio cardiovascular
  • Ambientes libres de campos electromagnéticos
  • Beber suficiente agua pura todos los días
  • Actitud positiva ante la vida
  • Suficientes minutos de sol en las horas adecuadas

Por el contrario, los habitantes típicos de las ciudades modernas viven en un ambiente propicio para la intoxicación progresiva y aguda de su organismo:

  • Consumo de alcohol, tabaco, medicamentos, suplementos no naturales, cafeína, etc.
  • Problemas para conciliar el sueño, desveladas frecuentes
  • Comida baja en nutrientes y alta en tóxicos: fast food, comidas con gran cantidad de conservadores, fruta y verdura con pesticidas, etc.
  • Días llenos de estrés
  • Trabajos en los llamados “sick buildings” (edificios con una pobre ventilación natural con un mínimo nivel de oxigeno), exposición a contaminación al conducir, etc.
  • Falta de ejercicio diario, o bien, realizando ejercicio anaeróbico que no favorece la eliminación de toxinas)
  • Abuso en la ingesta de bebidas gaseosas y pobre ingesta de agua pura (la mayoría de las aguas embotelladas no son adecuadas)
  • Muchas personas prácticamente viven en sus oficinas, en ambientes de luz artificial, rodeados de electrosmog (redes wireless, celulares, computadoras, pantallas de televisión, microondas)

Esto lleva a que el organismo tarde o temprano pierda la batalla frente a la enorme cantidad de toxinas y contaminantes a las que es expuesto diariamente.

El hígado, el principal órgano desintoxicador en el cuerpo, empieza a acumular estas toxinas, y por otro lado esta la mala alimentación y poco consumo de agua que con el tiempo junto deterioran las capacidades naturales del cuerpo para estar sano.

  • Al no suceder esto, el cuerpo entra en un proceso de deterioro crónico que dará origen o a una larga lista de enfermedades y envejecimiento prematuro.

Beneficios de la terapia de desintoxicación profunda

  • Se logra incrementar de manera importante la función limpiadora del hígado.
  • Las personas que han realizado  este proceso reportan que han obtenido diversos beneficios asociados: desinflamación del vientre, mayor energía en general, mejor calidad de sueño, eliminación de problemas de reflujo, disminución de tallas, desinflamación de la cara, disminución de problemas de acné, disminución drástica de manchas en las manos (las llamadas manchas de la edad), disminución de alergias, etc.

 

  • Esta indicado con excelentes resultados en personas con cálculos en vesícula, hígado graso, cirrosis hepática o que hayan padecido alguna enfermedad en hígado

 

Acude con nosotros y mejora tu calidad de vida

 

 

Realiza tu Cita

¡Éste soy yo!

Nací en Cuernavaca Morelos México, ciudad a la que amo y donde me forme en el campo profesional y ejerzo.

 

Soy  Médico Cirujano por la Universidad Autónoma del Estado de Morelos, Experto Universitario en Nutrición Clínica por la Universidad Europea del Atlantico, he cursado mis estudios de posgrado en Homotoxicología por la Universidad Autónoma del Estado de Morelos y la Sociedad Medica Mexicana de Homotoxicología, y estoy certificado por la International Academy of Homotoxicology.

Catedratico, Conferencista y Comentarista.

 

 

Yo en las redes sociales

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Jorge Alberto Diaz Astudillo